lunes, 26 de noviembre de 2012

Roscón de Reyes (receta original)



Esta receta, es la receta original del Roscón de Reyes, os animo a hacerla, porque no habréis probado un Roscón de Reyes con un sabor y un aroma como este.

Para la masa del roscón: (cantidad para dos piezas)

210 ml de infusión hecha la noche antes.
2 huevos.
110 g de azúcar.
450 g de harina de fuerza.
100 g de mantequilla.
1 pizca de sal.
25 g levadura fresca de panadería ó 2 sobres de levadura maizena de panadería.
1 huevo para pincelar.
frutas confitadas.

Para la sorpresa:

Envolver en papel film, una figurita o la sorpresa que queráis y un haba seca.

Ingredientes de la infusión:

200 ml de leche.
100 ml de agua.
1 rama de canela.
La piel de 1 naranja.
La piel de 1 limón.
1 cucharadita de azúcar vainillado.
2 estrellas de anís.

Para la decoración:

Anís
Agua
Azúcar

Hacer una infusión hirviendo brevemente la leche con todos los ingredientes y dejar enfriar, guardar en la nevera y al día siguiente, colar la leche, separar los 210 ml necesarios.
Ahora haremos la masa madre, que es una primera masa, esta será la responsable de que nuestro roscón suba y tenga la textura esponjosas. Hacemos esta masa disolviendo la levadura, un chorrito de la infusión de leche tibia y algo de harina. Lo amasamos todo hasta que esté bien ligado. Haremos una bola con la masa, y la pondremos en un recipiente tapado con un paño. La dejaremos reposar una hora en lugar cálido (duplicará su volumen).

A parte formamos un volcán con el resto de la harina, el resto de la infusión de leche tibia, el azúcar, los dos huevos y la mantequilla, (ligeramente tibia para poder trabajar con ella) Amasarlo todo muy bien. Después de que halla doblado su volumen la otra masa, se mezclan las dos masas y las trabajamos bien, hasta que conseguir una consistencia seca, suave y no pegajosa.
Le damos a la masa forma de lo dos roscones, (y es en este momento en el que colocamos la figurita y el haba seca), se colocan en la placa del horno que antes habremos engrasado con mantequilla, se tapan con un paño y se dejan reposar 1 hora (casi dobla su volumen).
Decoramos con trocitos de fruta confitada cuidando de no desinflar la masa, pincelar con huevo batido y meter a horno precalentado a 180 grados unos 15-20 minutos, vigilar que se tuesta demasiado.
Si lo deseáis, podemos pincelar el roscón en caliente (justo antes de sacarlo del horno) con mezcla de azúcar y unas gotitas de anís y con las manos humedecidas con agua, espolvoreamos con este azúcar para crear un efecto de escarcha sobre el roscón.
Si vemos que el roscón se dora demasiado pronto apagaremos el grill del horno, y dejaremos encendida sólo la parte baja, más tarde encenderemos el grill para acabar de dorarlo.
OJO! Al colocar las frutas confitadas no ponerlas muy juntas ya que al subir el roscón quedan demasiado pegadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada